“Más que nada en el mundo, Juan Salvador Gaviota amaba volar.”

“Hay quién obedece a sus propias reglas porque se sabe en lo cierto; quien cosecha un especial placer en hacer algo bien; quien adivina algo más que lo que sus ojos ven; quien prefiere Volar a comprar y comer; todos ellos harán duradera amistad con Juan Salvador Gaviota.

Habrá también quienes volarán con Juan Salvador por lugares de encanto y aventura, y de luminosa libertad. Pero para unos y otros será una experiencia que jamás olvidarán.” 

Juan Salvador Gaviota ha sido mi inspiración durante cientos de años y una llamada a desarrollar la grandeza que todos llevamos dentro. Por qué ha de ser tan difícil expresar en libertad ese camino hacia nosotros mismos, unos a ciegas, otros con más luz, teniendo que apartar con nuestras propias manos las viscosidades de nuestro nacimiento, las creencias limitantes que nos asaltan a unos y someten definitivamente a otros.

Juan triunfa alcanzado la excelencia en el vuelo, su desarrollo personal, su nivel de conciencia; pero su compasión lo lleva a entender que la salida individual de la existencia carece de sentido y busca incorporar al resto de las conciencias cualquiera que sea su nivel de desarrollo; busca la salida colectiva: entiende que nadie es libre si no somos todos libres. Fracasa. 

“Una etapa ha terminado, y ha llegado la hora de que empiece otra”. 

Juan Salvador Gaviota

Richard Bach.